Multithumb found errors on this page:

There was a problem loading image 'images/stories/lechia gdansk5.jpg'
There was a problem loading image 'images/stories/lechia gdansk5.jpg'

Fan protest by Lwy Polnocy Lechia GdanskEl gobierno de Polonia ha decretado reciéntemente la clausura indefinida de cinco estadios de la primera división de fútbol y la prohibición de acceso a los estadios a todas las aficiones visitantes en varias divisiones, estas disposiciones forman parte del paquete de medidas represivas adoptado la semana pasada tras el incremento de la presión pública europea con vistas a la EURO 2012.

El principal objetivo de estas medidas es luchar contra la violencia actual en el fútbol polaco, siendo consecuencia inmediata de los incidentes violentos que se produjeron en la final de Copa entre el Legia de Varsovia y el Lech Poznan que fueron objeto de cobertura mediática en toda Europa. FSE considera que estas medias están condenadas al fracaso.

 

Como red representativa de los aficionados al fútbol europeos con miembros en 36 países, FSE quiere por la presente ratificar de forma inequívoca y sin ambigüedad nuestro rechazo a cualquier forma de violencia y discriminación. Apoyamos los distintos enfoques razonables que puedan llevar a una prevención sostenible de los problemas que aquejan al fútbol en Europa. Precisamente por esta razón, estamos muy preocupados por esta última reacción del gobierno a los incidentes violentos en el fútbol polaco.

Todos los aficionados, incluidos los aficionados pacíficos y conscientes de sus responsabilidades, de las primeras cinco divisiones habrán de pagar por la mala conducta de una minoría y por la tradicional negación por parte de las autoridades de la existencia de problemas de violencia y discriminación en el fútbol polaco. Numerosos y recientes ejemplos internacionales muestran, sin embargo, que la estrategia cortoplacista del castigo colectivo a grupos enteros de hinchas no lleva al aislamiento de la minoría que comete las infracciones, más bien al contrario dichos castigos pueden tener como resultado un sentimiento de solidaridad con esa minoría por parte de grandes secciones de la afición. Los grupos de hooligans –o incluso partidos políticos, a menudo de extrema derecha– son frecuentemente los primeros que intentan aprovechar estas situaciones para sus propios fines, para conseguir apoyo de los aficionados.

Por esta razón hacemos un llamamiento urgente a las instituciones de Polonia para que reconsideren sus medidas. Preferiríamos ver en las autoridades una disposición a entablar un diálogo constructivo y centrado sobre los recientes incidentes, con todas las partes afectadas, INCLUÍDOS los hinchas, y trabajar conjuntamente para lograr una solución común a largo plazo por el bien de una EURO 2012 y un futuro pacíficos.

En el curso de las preparaciones para la EURO 2012, ya se han tomado un número de pasos ejemplares y prometedores en esta dirección con la creación de los primeros proyectos preventivos de hinchas y la participación de los aficionados en la planificación del torneo, siendo ejemplos de esto Lechia Gdansk y Polonia Varsovia. Como consecuencia de esto a lo largo del último año un número cada vez mayor de hinchas polacos han expresado abiertamente su intención de adoptar mayores responsabilidades. Han tomado parte en iniciativas sociales y actividades para prevenir la violencia y la discriminación y han iniciado este tipo de actividades ellos mismos. Las medidas cortoplacistas de intervención represiva impactan negativamente contra el compromiso de estos aficionados, son por lo tanto contraproducentes y podrían socavar fatalmente estos avances.

Experiencias en otros lugares de Europa, sobre todo en Inglaterra y Alemania, han demostrado que una mejora estable y duradera en lo que se refiere a la violencia en el fútbol solo se puede lograr con el apoyo y participación de los aficionados, no con la mera imposición de medidas contra ellos.

En consecuencia, existe la obligación por parte de los aficionados polacos de reaccionar adecuadamente. FSE por lo tanto hace un llamamiento no solo a las instituciones polacas, sino también a los hinchas para que no se vean conducidos hacia el comportamiento destructivo debido a su enfado y frustración ante estas medidas desproporcionadas de castigo colectivo, o consentir ser manipulados por intereses políticos y promesas cortoplacistas en las inminentes elecciones, aunque sea difícil.

Por el contrario, es importante, especialmente ahora, continuar defendiendo la prevención de la violencia y la discriminación autocrítica y autorregulada entre los aficionados allí donde ya sucede y comenzar dichos procesos donde todavía no lo han hecho. AL MISMO TIEMPO, los hinchas deberían expresar pacíficamente su oposición a las medidas gubernamentales adoptadas. Estas formas de compromiso junto con métodos creativos de protesta deberían demostrar al mundo que la mayoría de los aficionados polacos son parte de la solución, no del problema, y que pueden ser el alma del fútbol polaco y de un EURO 2012 festivo.

Contactos

Football Supporters Europe eV

Koordinationsbüro

Postfach 30 62 18
20328 Hamburg
Germany

Tel.: +49 40 370 877 51
Fax: +49 40 370 877 50
Email: info@fanseurope.org

Pie de imprenta